�ltima Actualizaci�n: 2005-12-16 12:57:42
| PRESENTACION | QUIENES SOMOS | IDEARIO | QUIERO COLABORAR | CONTACTA | LINKS |
 
 
 
 
 
 
 
 
 
CARTAS AL DIRECTOR
MESA REDONDA
 
 
EDITORIAL
La educaci�n requiere un Pacto de Estado y no una pol�tica de parches
REPORTAJE
El Islam, enfrentado a la Constituci�n

Dos mujeres con pa�uelo

Libertad de religi�n y obligaci�n a respetar la Constituci�n

La Comunidad de Argelinos cuenta ya en Baleares con m�s de 2.000 ciudadanos que reivindican desde la asociaci�n el derecho de sus hijos a estudiar su religi�n y su idioma y exige un compromiso m�s claro de las comunidades aut�nomas de impartir el Islam a aquellos alumnos que as� lo deseen, como ya ocurre en Ceuta, Melilla, Andaluc�a, Arag�n y El Pa�s Vasco. Pero la violaci�n de derechos fundamentales en las igualdades o los derechos del ni�o son derechos que la Constituci�n tambi�n recoge y que la comunidad Isl�mica no est� dispuesta a reconocer. �Hasta que punto es admisible la parcialidad del cumplimiento de nuestra Constituci�n?

�La religi�n es nuestra vida y nuestro ox�geno�, afirma el presidente de la Asociaci�n de Argelinos de Baleares, Nuredin Belmadah; una comunidad formada por m�s de 2.300 ciudadanos en las Islas, la mayor�a de ellos huidos de la guerra civil que estall� en los a�os 90 en este pa�s. En el caso del propio Nuredin Belmedah, este ingeniero dej� su tierra en busca de una seguridad que su ciudad natal no le daba, tal y como le sucede al 80% de los argelinos que traspasan las fronteras.

A m�s de 10 a�os vista, Nuredin vive en Baleares con m�s de 2.000 argelinos m�s, que han creado la Asociaci�n de Argelinos, a trav�s de la cual reivindican sus derechos. Ya han pasado muchos a�os desde que se instal� en Palma pero tanto el presidente de la asociaci�n como el resto de argelinos se extra�an ante una situaci�n: �seguimos sin entender que la religi�n cat�lica sea obligatoria en las escuelas�, explican. Y es que la Constituci�n recoge en su art�culo 14 la libertad religiosa; un punto al que se agarran, sin respetar otros derechos fundamentales que conforman la Constituci�n pero que no quieren cumplir.

�Por qu� no aceptan esta Carta Magna en su totalidad? �Por qu� no respetar tambi�n la igualdad entre el hombre y la mujer? �Por qu� no rechazan pr�cticas anticonstitucionales como es el caso de la ablaci�n? Aqu� surge el debate de si es �tico ir picoteando entre art�culos buscando los que m�s convienen.

La Asociaci�n de Argelinos recuerda que en 1996 el Gobierno central firm� un acuerdo en el que transfer�a a los gobiernos auton�micos la voluntad de aplicar el Islam en las escuelas, �y esto no se est� aplicando a la pr�ctica�, inciden.

Al respecto, CONCAPA se pronuncia asegurando que defienden la libertad de elecci�n de cualquier tipo de religi�n y �aceptamos que un padre musulm�n pida la suya; pero tambi�n es l�gico que se adapten al centro curricular�, explica el presidente de CONCAPA en Baleares, Jordi Llabr�s.

A esto, ellos responden que �nuestros hijos pasan las horas reglamentarias en el colegio pero, cuando salen de clase, los llevamos a las mezquitas para que aprendan su lengua y su religi�n que son el �rabe y el Cor�n�; por eso piden profesores de Islam en las escuelas de sus hijos. Pero lo cierto es que encontrar profesores en estas materias debe debe reunir una serie de requisitos estipulados como la necesidad de que haya un m�nimo de 10 alumnos que soliciten estas asignaturas; que el profesor que las imparta deba estar titulado y homologado por la Conselleria y, sobre todo �que el profesor debe respetar unos derechos inalienables como el derecho del ni�o o la igualdad ente hombre y mujer�, explica Llabr�s; unas caracter�sticas que no se practican en el d�a a d�a de este colectivo.

Desde hace tiempo, la Uni�n de Comunidades Isl�micas de Espa�a (UCIDE) exige un compromiso m�s claro de las comunidades aut�nomas de impartir el Islam a aquellos alumnos que as� lo deseen, como ya ocurre en Ceuta, Melilla, Andaluc�a, Arag�n y El Pa�s Vasco. Lo que supone un total de 37 profesores de religi�n isl�mica en toda Espa�a, Ceuta y Melilla.

El 'burka'

Por otra parte, desde la asociaci�n aseguran que la integraci�n de los ni�os musulmanes en las escuelas es muy buena en Baleares y que mantienen una buena relaci�n con las instituciones p�blicas y los gobiernos. Pero que lleven las ni�as musulmanas un pa�uelo o un burka �genera ese ambiente de igualdad? Llabr�s considera que no se deber�a dejar llevar pa�uelos en la cabeza a las ni�as porque �son una muestra de imposici�n de sus padres�, otra cosa es que �la ni�a lo lleve a partir de una cierta edad en la que ya puede elegir libremente�, matiza. Eso s�, en lo que respecta al burka, �este es inadmisible�, sentencia el presidente de CONCAPA en Baleares. Adem�s, el aspecto inapropiado del velo choca tambi�n con centros donde se estipula que haya que llevar uniforme. �Qu� sucede en estos casos?

Los pa�ses vecinos ya est�n teniendo problemas en este aspecto. Francia es un estado laico y por tanto proh�be cualquier manifestaci�n en contra de su religi�n. A ella ya se ha sumado recientemente una Universidad de Londres donde se ha prohibido el velo isl�mico y las capuchas por �motivos de seguridad como respuesta a los atentados terroristas del pasado mes de julio�, afirmaron desde el Imperial Collage.

No se trata de una prohibici�n religiosa sino una medida de prevenci�n ante posibles robos o atentados, ante lo que la comunidad isl�mica se ha rebelado.

La presidenta del sindicato de estudiantes del Imperial Collage expres� que la identificaci�n a la gente es importante ahora y que hay que buscar �un camino intermedio�.

En Espa�a las cosas son distintas. No se cree que los problemas de integraci�n que sufre el pa�s vecino puedan acechar a Espa�a porque en nuestro pa�s hay comunicaci�n a diferencia de Francia donde �el c�mulo de errores de a�os atr�s, tales como la prohibici�n del pa�uelo o los guetos, han creado el caldo de cultivo de la situaci�n actual�, dice Nuredin. Contrariamente expertos, periodistas y soci�logos han estado afirmando lo contrario durante estos d�as porque se teme que las llamadas terceras generaciones, dentro de unos a�os act�en igual que lo est�n haciendo en Francia.

Por el momento, la voz de los argelinos est� llegando al resto de comunidades a trav�s de su programa de radio de fin de semana. Un instrumento que les sirve como medio de integraci�n, para mejorar la convivencia y para dar a conocer su cultura y sus costumbres. Desde el tres de septiembre de este a�o la asociaci�n conduce el programa de radio �Buenas noticias radio� en el dial 106.5. En �l acercan explican sus proyectos, sus ilusiones y �nos abrimos a cualquier ciudadano�, explican.

Y en contra de lo que aseguraban algunos estudios que afirman que el Cor�n no estimula a pensar a los ni�os, Belmedah lo tiene claro: �Yo comenc� a estudiarlo a los cinco a�os y posteriormente a lo largo de la carrera universitaria fui el n�mero uno de mi promoci�n; quien estudia y memoriza tantas y tantas p�ginas del Cor�n adquiere memor�stica�.

El velo, el Cor�n, la ablaci�n, las desigualdades,� son temas que hay que solucionar no s�lo con una ley sino erradic�ndolos desde el uso social.

Si la Constituci�n nos reconoce un derecho, ser�a conveniente admitir aquellos otros que incumplimos en ella.


La Comunidad Argelina y del Islam exigen el derecho a recibir su religi�n pero no secunda otros puntos de la Carta Magna. �Hasta que punto es admisible la parcialidad del cumplimiento de nuestra Constituci�n?